La Generación Poética de 1927, la Generación de la Amistad, es algo más que la nómina de escritores con los que tradicionalmente se identifica: Lorca, Alberti, Diego, Aleixandre, Cernuda, Salinas, Guillén, Alonso, Prados y Altolaguirre. Existen otros creadores y otras creadoras que no aparecen en las antologías o si lo hacen es en el apartado de “otros poetas de la generación”. Este es el caso de las componentes femeninas, mujeres poetas, protagonistas de uno de los momentos dorados de la literatura española, merecedoras de la revisión de su obra. El presente ciclo propone un acercamiento a la vida y la obra de estas poetas.  
 

 

CONCHA MÉNDEZ (Madrid, 1898-México, D. F., 1986)

Desde la publicación de su primera obra, Inquietudes (1926), de clara influencia juanramoniana, mantuvo amistada con el grupo de poetas del 27. Miembro activo del Lyceum Club Femenino, contrajo matrimonio con el poeta Manuel Altolaguirre.  

 

 

 ROSA CHACEL (Valladolid, 1898-Madrid, 1994)

Discípula de Ortega y Gasset y vinculada a la Revista de Occidente. Autora de novelas (Estación de ida y vuelta, Memorias de Leticia Valle, Barrio de Maravillas), numerosos ensayos y libros de poemas (A la orilla de un pozo, 1985).  

 

 

ERESTINA DE CHAMPOURCIN (Vitoria 1905 – 1999)

La última de las poetas del 27. Amiga de Juan Ramón Jiménez en su juventud y miembro de la Generación del 27, tras la guerra civil marchó al exilio en compañía de su marido el poeta y crítico J.J.Domechina. Una vida y una obra de una escritora marcada por la historia.  

 

 

JOSEFINA DE LA TORRE (Las Palmas de Gran Canaria, 1909)

Pedro Salinas prologó su primer libro de poemas, Versos y estampas (1927) y Gerardo Diego la incluyó en su segunda antología. Poeta, música, novelista y dramaturga.  

 

 

CARMEN CONDE (Cartagena, 1907-Madrid, 1996)

La primera mujer miembro de la Real Academia Española. Su obra poética se caracteriza por la influencia del surrealismo. Autora, además de varias novelas.

 

 

 

SUBIR